Elementos de las barandillas de seguridad

barandilla de seguridad contrapesada instalada en una cubierta

En varias ocasiones hemos hablado de las barandillas de protección colectiva, en nuestro caso, Ananke. En este post vamos a ver sus componentes y la importancia que asumen en la instalación de estos sistemas de seguridad.

Material de las barandillas de seguridad

Comenzaremos hablando del material seleccionado para la fabricación de las barandillas de protección. ¿Por qué aluminio y no acero?

Aunque son varios los materiales empleados en la fabricación de estos sistemas de seguridad, el más común es el aluminio. No es aleatoria la elección de este material para su fabricación ya que, su ligereza nos permite instalar este tipo de protecciones sin sobrecargar el peso de las cubiertas.

Sabemos que, sobre las cubiertas, dependiendo del tipo que nos encontremos, hay unos límites de carga que garantizan la seguridad de la misma, impidiendo que la propia cubierta pudiera desprenderse debido al peso.

Es por ello que la elección de los materiales para las fabricaciones que vayan a ser posteriormente instaladas en estos emplazamientos debería ir enfocados a conseguir la ligereza anteriormente mencionada.

En este caso, el aluminio, cumple esta función de robustez y ligereza necesario para crear un sistema seguro y a su vez, que permita tener la tranquilidad de no añadir un peso adicional innecesario.

Visto esto, cabe destacar que no es el único material que se emplea en la fabricación de las barandillas de protección colectiva, algunos de sus componentes pueden estar fabricados en acero y posteriormente aplicarles el tipo de tratamiento adecuado para evitar su corrosión.

Elementos de las barandilla de seguridad

Es importante tener en cuenta el factor principal que nos va a definir los elementos de los que se compone nuestra barandilla, nos referimos al tipo de emplazamiento donde va a ser instalada.

Ya hemos comentado en posts anteriores que, dependiendo del tipo de cubierta o lugar de instalación, tendremos que recurrir a unos sistemas u otros, por ello, cada uno de estos modelos de barandilla se compondrá de unos elementos diferentes, teniendo algunos de ellos en común como pueden ser los montantes verticales u horizontales o los tubos de los pasamanos e intermedios.

Barandillas de protección colectiva contrapesada

Queremos recordar que estos tipos de sistemas serían seleccionados en aquellos casos en los que no podemos realizar fijaciones directas sobre los emplazamientos donde van a ser instaladas.

Por ello, es uno de los modelos con mayor número de componentes ya que, de forma contrapesada, tiene que cumplir los mismos requisitos de seguridad impuestos por las normativas aplicables como si se tratase de una barandilla fija.

Sus principales elementos son:

  • Perfiles de aluminio para montantes verticales y horizontales.
  • Perfiles de aluminio para sus pasamanos y barras intermedias, que impiden el paso de un cuerpo.
  • Bases de anclaje para la fijación del montante vertical al horizontal.
  • Contrapesos, que son los encargados de mantener la firmeza del sistema.
  • Tapas y tapones de seguridad para evitar cortes con aristas vivas o cortantes.
  • Tornillería necesaria para la fijación de todos los elementos entre sí.

Gracias a estos elementos, los modelos de barandilla contrapesada, son igual de seguros que si la instalación de los mismos se realizase de forma fija.

barandilla de seguridad contrapesada instalada en una cubierta

Barandillas de protección colectiva fijadas sobre chapa

Este caso es muy similar al anterior, con la diferencia de que, en esta situación, si podemos realizar el anclaje del sistema sobre la superficie, por ello, hay elementos que nos encontrábamos en el anterior modelo que no vamos a necesitar en este. Serían cubiertas del tipo panel sándwich o chapa simple.

Sus principales elementos son:

  • Perfiles de aluminio para montantes verticales y horizontales.
  • Perfiles de aluminio para sus pasamanos y barras intermedias, que impiden el paso de un cuerpo.
  • Bases de anclaje para la fijación del montante vertical al horizontal.
  • Placas de reparto, para fijar el montante horizontal sobre la superficie.
  • Tapas y tapones de seguridad para evitar cortes con aristas vivas o cortantes.
  • Tornillería necesaria para la fijación de todos los elementos entre sí.
  • Elementos de anclaje para la fijación a cubierta como pueden ser, remaches.

Como vemos, en este caso prescindiríamos de los contrapesos ya que, este tipo de superficies permiten la fijación directa de las barandillas de protección colectiva sobre las cubiertas.

Barandillas de protección colectiva fijadas sobre suelo o peto

En caso de encontrarnos sobre superficies más firmes como pueden ser suelos de hormigón o los petos de las cubiertas, recurriremos a una instalación que requiere menos elementos estructurales, en estos casos desaparece la necesidad de instalar montantes horizontales.

Sus principales elementos son:

  • Perfiles de aluminio para montantes verticales.
  • Perfiles de aluminio para sus pasamanos y barras intermedias, que impiden el paso de un cuerpo.
  • Base especial para la fijación del montante vertical sobre el suelo.
  • Tapas y tapones de seguridad para evitar cortes con aristas vivas o cortantes.
  • Tornillería necesaria para la fijación de todos los elementos entre sí.
  • Elementos de anclaje para la fijación a cubierta como pueden ser, anclajes mecánicos.

Como vemos, el número de elementos necesarios se reduce, pero no por ello su seguridad. Este tipo de superficies permiten una fijación directa lo que facilita la instalación de estos sistemas de seguridad.

Barandillas de protección colectiva fijadas a pared

Nos encontramos ante una modalidad muy similar a la anterior solo que, en este caso, la base que une el montante vertical con la fijación a pared cambia su formato para poder adaptarse a esta nueva forma de anclaje.

Sus principales elementos son:

  • Perfiles de aluminio para montantes verticales.
  • Perfiles de aluminio para sus pasamanos y barras intermedias, que impiden el paso de un cuerpo.
  • Base especial para la fijación del montante vertical hacia la pared.
  • Tapas y tapones de seguridad para evitar cortes con aristas vivas o cortantes.
  • Tornillería necesaria para la fijación de todos los elementos entre sí.
  • Elementos de anclaje para la fijación a pared como pueden ser, anclajes mecánicos, químicos, dependiendo del material de construcción empleado en la fabricación de ese muro o pared.

Elementos adicionales de las barandillas de seguridad

También podemos encontrar otros elementos complementarios a los indicados, como pueden ser las rótulas para poder hacer giros y curvas o los rodapiés en los casos de las instalaciones que así lo requieran ya que, las normativas nos indicarán en qué casos será necesario contar con este tipo de elementos adicionales.

Es común que nos encontremos situaciones en las que los elementos estándar no son adecuados para poder ser instalados debido a las disposiciones de las cubiertas o zonas a proteger, es por ello que, también podemos ver elementos de fabricación a medida que, con los mismos requisitos técnicos que encontramos en los elementos mencionados, nos permita una instalación segura cuando estos productos más comunes no alcanzan a cumplir su función.

Todos los elementos anteriormente mencionados, conllevan unos requerimientos técnicos y de resistencia que dan la estabilidad y seguridad a cualquiera de los sistemas de seguridad mencionados.

La elección de cada uno de ellos, como comentábamos, vendrá impuesta por las características de la zona a proteger.

Como vemos, toda situación que suponga un peligro, con el consecuente riesgo de accidente, puede ser protegida gracias a la variedad de elementos que hacen que las barandillas de protección colectiva tengan fácil instalación en cualquier tipo de lugar que las necesitemos.

1198 398 Guadalupe Garcia
Comparte:

Dejar una Respuesta